El procedimiento se inició en virtud de denuncia de la Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC), a cuya denuncia se unió la Asociación de Consumidores y Usuarios de Medios Audiovisuales de Cataluña (TAC). Se solicita la calificación de “Sálvame diario” como “no recomendado para menores de 16 años”, o, subsidiariamente, como “no recomendado para menores de 12 años” y consiguientemente se reubique fuera de la franja horaria de protección reforzada. Previamente se habían recibido 192 denuncias de particulares. El programa ocupa, de lunes a viernes la totalidad de la franja horaria de protección reforzada de las tardes, que va de 17:00 a 20:00 horas.

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia es dura en su respuesta, al afirmar que:

“….en el programa “Sálvame diario” se tratan noticias del corazón de forma frívola y en sus emisiones se suelen poner de manifiesto conflictos personales y familiares como parte del espectáculo; se usa con frecuencia un lenguaje malsonante, vulgar y soez y se producen insultos; también se recurre a la imagen y cuerpo de las mujeres con objeto de hacer insinuaciones más o menos procaces; se banalizan determinados temas de carácter sexual relacionados con la prostitución o mediante supuestos consultorios sexológicos; se vierten comentarios más o menos banales sobre el consumo del alcohol u otras drogas; o se promueve la competitividad o el arribismo a cualquier precio o sin respetar los derechos de los demás. Todo ello se hace, además, de una forma recurrente y continuada en el tiempo.
Por las características de los colaboradores del programa y de los invitados, y de los temas que tratan, lo normal es que se produzcan enfrentamientos y discusiones entre ellos. Asimismo, se utilizan imágenes o se nutre de otros programas, como “Sálvame Deluxe” o “Supervivientes”, que están calificados como “no recomendados para menores de 12 años”.

Afirma la CNMC que “Sálvame diario” incurre en:

“La presentación explícita y sin solución positiva o no criticada de graves conflictos emocionales (por ejemplo, la venganza, el odio en el seno de la familia, los malos tratos, los problemas de identidad sexual, el divorcio traumático, la violencia doméstica, etc.), y de conflictos exacerbados”,

“La presentación sin finalidad educativa o informativa de actitudes intolerantes, racistas, sexistas y violentas, conductas competitivas que no respeten las reglas o los derechos de los demás, o arribismo a cualquier precio, o esta misma presentación no criticada y que incite a la imitación”

“La presentación no criticada de la violencia como forma de solucionar los problemas”

“La presentación no criticada y/o complaciente de situaciones y manifestaciones denigratorias”

“La presentación de lenguaje soez expresado de manera ofensiva y/o violenta”

Termina requiriendo a MEDIASET para que en un plazo de 10 días o bien adecúe la calificación por edades (y consiguientemente suprima el programa de la franje de emisión) o bien adecúe los contenidos.

Al parecer la propuesta de MEDIASET se basa en dividir el programa en dos franjas horarias: “Sálvame limón” entre las 16:00 y las 17:00, cuando los niños están aún en el colegio, con el contenido habitual, y “Sálvame naranja”, a partir de las 17:00, con una temática suavizada y adecuada a la calificación actual por edades (¡¡¡¡menores de 7 años!!!).

Realmente, leyendo la Resolución, cuesta trabajo creer que este programa se esté emitiendo desde hace años en horario de tarde, habiendo hecho la Admninistración hasta ahora caso omiso a las denuncias presentadas.

Adjuntamos texto íntegro:

Informe CNMC Sálvame

Dejar un comentario